miércoles, 14 de marzo de 2018

LA FIGURA DE LA VICE PRESIDENCIA EN LA ACTUAL CRISIS.



 LA FIGURA DE LA VICE PRESIDENCIA, EN LA ACTUAL CRISIS.....
 Resultado de imagen para VI CE PRESIDENTES PERU

Sin desmerecer la relevancia que tiene la vacancia presidencial en la actual crisis constitucional —dada la alta indeterminación de la figura de la incapacidad moral en nuestra Constitución (Eguiguren 2000; García Chávarri 2013) y su sospechosa utilización con fines autoritarios por una agrupación política mayoritaria en el Congreso de la República—, aprovecharemos este espacio para presentar algunas razones que contribuyan a valorar la institución de la Vicepresidencia de la República y la sucesión presidencial en la defensa del Estado constitucional.


Tal intención tiene lugar a contrapelo de algunas opiniones que consideran que —en caso de producirse una eventual declaratoria de vacancia presidencial— la implementación de la sucesión presidencial en la persona de los vicepresidentes resultaría una traición al Presidente y la convalidación de un golpe de Estado (Palacios, La República: 19 de diciembre de 2017; Sheput, El Comercio: 19 de diciembre de 2017).


Si identificamos en la actual coyuntura una crisis constitucional, entendida como una amenaza para la vigencia o continuidad de la Constitución y el Estado constitucional —concretamente expresada en el riesgo de una grave concentración del poder estatal—, consideramos que la institución de la Vicepresidencia de la República puede jugar un papel fundamental para revertir o mitigar dicho peligro.


En la Constitución peruana de 1993, dos artículos regulan la figura de la Vicepresidencia de la República: los artículos 111° y 115°. El primero indica que “(j)unto con el Presidente de la República son elegidos, de la misma manera, con lo mismos requisitos y por igual término, dos vicepresidentes”. El segundo establece que “(p)or impedimento temporal o permanente del Presidente de la República, asume sus funciones el Primer Vicepresidente. En defecto de este, el segundo Vicepresidente. Por impedimento de ambos, el Presidente del Congreso. Si el impedimento es permanente, el Presidente del Congreso convoca de inmediato a elecciones. Cuando el Presidente de la República sale del territorio nacional, el Primer Vicepresidente se encarga del despacho. En su defecto, lo hace el Segundo Vicepresidente”.


Se ha asignado tradicionalmente a la Vicepresidencia de la República las finalidades de dar una solución pronta y ordenada a una crisis política y constitucional generada por una eventual vacancia de la Presidencia de la República, o simplemente, asegurar la continuidad de la gestión administrativa del gobierno en caso de ausencia temporal del Presidente de la República (Pareja 1987: 338; Velarde 2009: 137).


Al respecto, podemos destacar la relevancia que puede adquirir la institución de la Vicepresidencia para garantizar el principio de separación de poderes y de control en el Estado constitucional, en escenarios de crisis constitucional como la actual.


En este sentido, frente a una eventual vacancia presidencial —decidida en el Congreso debido a la presencia de un grupo parlamentario con una mayoría absoluta que le permite alcanzar fácilmente mayorías súper cualificadas y aprovechando una conducta de dudosa solvencia ética del actual mandatario durante su gestión como ministro de Estado entre el 2004 y 2006—, la sucesión presidencial de los vicepresidentes podría contribuir a darle continuidad en el Poder Ejecutivo al partido político que ganó las elecciones presidenciales, que tiene la legitimidad de origen por voluntad popular, y que, en principio, puede mantener o asegurar un contrapeso frente al Congreso de la República.


La renuncia de los dos vicepresidentes acarrearía la asunción del Presidente del Congreso, a la Presidencia de la República, generándose una reconfiguración de las fuerzas políticas en los poderes del Estado. Así, Fuerza Popular tendría el control del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo en un contexto estatal caracterizado además por una grave perturbación a la autonomía y funcionamiento del Tribunal Constitucional y del Ministerio Público, a través de sendas denuncias constitucionales contra cuatro magistrados del Tribunal Constitucional y contra el Fiscal de la Nación.


La gravedad de la crisis constitucional no sólo se configuraría por su contenido contrario al principio de separación de poderes y control, sino también por la extensión temporal de dicha fragilidad para el Estado constitucional y los derechos a los que sirve. La crisis podría prolongarse aproximadamente nueve meses, porque como nos advierte Tuesta, si bien la Constitución exige la inmediata convocatoria a elecciones en el supuesto de que el Presidente del Congreso asumiera la Presidencia de la República, de conformidad con el artículo 82º de la Ley Orgánica de Elecciones, Ley Nº 26859, “La convocatoria a Elecciones Generales se hace con anticipación no menor a doscientos setenta (270) días de la fecha del acto electoral” (El Comercio: 20 de diciembre de 2017).


Por ello, consideramos que en la complejidad de una crisis constitucional, resulta importante analizar el valor, contenido y funcionalidad de nuestras instituciones constitucionales, a fin de optar por medidas que optimicen los valores, principios y derechos en juego. En tal sentido, no banalicemos la institución de la Vicepresidencia de la República y la figura de la sucesión presidencial, si es que se requiriese en su oportunidad, y aprovechemos su rendimiento constitucional para garantizar la separación de poderes, la institucionalidad democrática y la proscripción de la corrupción, entre otros.

BIBLIOGRAFÍA
Eguiguren Praeli, Francisco. (2000). La responsabilidad del presidente: razones para una reforma constitucional. Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú.
García Chávarri, Abraham. (2013). La vacancia por incapacidad moral del presidente de la república. Tesis para optar el grado de Magister. Pontificia Universidad Católica del Perú. Disponible en: http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/bitstream/handle/123456789/4669/GARCIA_CHAVARRI_MAGNO_VACANCIA_PRESIDENTE.pdf?sequence=1&isAllowed=y
Pareja Paz-Soldán, José. (1987). Derecho constitucional peruano y la Constitución de 1979. 4ª ed. EDDILI, tomo I.
Velarde Pairazaman, Juan Manuel (2009). La vicepresidencia de la República en el Perú. Tesis para optar el grado de Magister. Pontificia Universidad Católica del Perú. Disponible en: http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/bitstream/handle/123456789/1125/VELARDE_PAIRAZAMAN_JUAN_MANUEL_VIDEPRESIDENCIA_PERU.pdf?sequence=1&isAllowed=y
La República (19 de diciembre de 2017). Sin Guión. Rosa María Palacios sobre vacancia contra PPK: “Es un golpe de Estado”. Disponible en: http://larepublica.pe/politica/1159781-rosa-maria-palacios-en-sin-guion-quien-quiere-ser-presidente
El Comercio (19 de diciembre de 2017). Sheput plantea renuncia de vicepresidentes ante destitución de PPK. Disponible en: https://elcomercio.pe/politica/sheput-plantea-renuncia-vicepresidentes-destitucion-ppk-noticia-482411
El Comercio (20 de diciembre de 2017). Bancadas votarán pensando en vacancia y elecciones adelantadas. Disponible en: https://elcomercio.pe/politica/fernando-tuesta-bancadas-votaran-pensando-vacancia-elecciones-adelantadas-noticia-483076

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDO