lunes, 16 de noviembre de 2015

EL INTERES PUBLICO Y LA TERCERA FISCALIA PENAL DE SAN JUAN DE MIRAFLORES

CONCEPTO DE "INTERÉS PUBLICO".



                           INTRODUCCION 

La titular de la Tercera Fiscalia Penal de San Juan de Miraflores , decide archivar la denuncia de una vecina de El Trébol Azul, porque considera que lo denunciado por ella, es una tontería. Considera que el hecho de que una turba de abusivos, picaran la pared de la fachada de su casa, para colocar en ella, una enorme reja de seguridad sin autorización el año 2012, no constituye delito......aunque el Código Penal en su articulo No 205 -Daños, diga lo contrario......
La Fiscal, quiere archivar A COMO DE LUGAR  el caso.....porque considera que aunque hayan cometido delito....esto no afecta el interés publico gravemente,¿Porque? Porque la dueña es una mujer pobre, provinciana, que no merece ni que la escuchen. La justicia es solo para gente con dinero, elegante, bien recomendada.

¿Pero que es el interés publico?

CONCEPTO DE INTERÉS PUBLICO.

Es un concepto indeterminado que fundamenta y justifica la actuación de las Administraciones públicas. La intervención administrativa en los campos diversos de la vida social y económica debe estar basada en que con tal intervención se busca el interés público, o es exigida por talinterés.

Es la traducción jurídico-administrativa del concepto jurídico-político de bien común, que integra gran parte de la teoría de los fines del Estado.

El interés público, como concepto genérico, se concreta y especifica cuando la Administraciónactúa en el campo de sus potestades, de manera que toda actuación administrativa tiene un fin, como uno de sus elementos objetivos, que supone la concrección del interés público o general. 

Dentro de los conceptos jurídicos indeterminados, quizás el más ampliamente usado -y abusado- sea el del interés público. 

Por razones de interés público se han expedido las leyes y los actos administrativos que han permitido la apertura económica, al igual que aquellos que han dado paso a la intervención del Estado en la economía. 

Por motivos de interés público, nuestra Corte Constitucional ha impedido la huelga en la actividad bancaria  y ha permitido la restricción de la propiedad privada en favor de la libre circulación del público por un predio.

Aduciendo el interés público igualmente, se han implementado mecanismos penales claramente violatorios de los derechos fundamentales, como los contenidos en la "Ley Anti secuestro" y en las facultades que le dan en el Código Procesal Penal en su articulo 2, letra b), al Ministerio Publico.


En fin, el concepto de interés público ha sido utilizado de manera irreflexiva en la redacción y aplicación de las normas jurídicas, y ha avalado resultados contrarios al mismo ordenamiento jurídico. 

Como cuando una Fiscal Titular Provincial decide archivar una denuncia penal por daños a la propiedad, aduciendo que si bien es cierto clavaron una reja de seguridad sin autorización, en la fachada de la denunciante destruyendo su pared, rajandola, esto no afecta seriamente el interés publico..."

¿Acaso los actos  arbitrarios que terminan en  la violación de la propiedad privada y  la destrucción de los bienes de las personas, por parte de una turba, no afectan el interés publico?

Lo afectan. Y muy seriamente.

Ya que si no se da sanción a los responsables, eso es una invitación a millones de personas de todo el país, para tomar la propiedad ajena y violarla, destruirla, usurparla,sin que estas conductas anti sociales, anti jurídicas reciban castigo

Decir que estos actos arbitrarios como son :  dañar los bienes de otros, la propiedad de otros, no afecta el interés publico, es simplemente amparar a delincuentes y darles carta libre, para que se adueñen de pistas, calles, colocando rejas , para luego convertir la calle en : cochera privada, local para bailes y fiestas,etc.

¿Que hacer, entonces? ¿Se debe desechar el concepto por su vaguedad? Creo que, después de haber considerado la utilidad de los conceptos indeterminados, nuestra respuesta debe ser negativa. 

Además, los estudiosos del derecho simplemente no pueden eludir el problema, toda vez que se encontrarán con el término "interés público¿ en muchos textos legales. (20) Por esta razón, tratar de proponer aquí una interpretación del término aplicable a la solución de problemas jurídicos relacionados con 61. Para ello, haré una breve revisión de la función del concepto de "interés público", de las objeciones que se han presentado a su utilización y de la concepción dominante sobre su significado. Finalmente situar el concepto en el contexto del Estado Social de derecho y tratar su enfrentamiento con los derechos fundamentales.

a. La función del concepto y utilidad Ya vimos que la aparente vaguedad de un concepto no va en desmedro de su utilidad para la vida practica y la discusión academica. Roland Pennok, profesor norteamericano de ciencia política, defendiendo el uso del concepto del interes público, afirma que "aunque el concepto "belleza" es vago, no por ello deja de ser útil para la comunicación humana; nuestro leinguaje y nuestra capacidad para comunicarnos se verían menguados si fuésemos a proscribir todas las palabras y frases inherentemente vagas". (21) 


Ciertamente, el derecho sufriría una gran mengua si se viese desposeído del término "interés público", pues si esto sucediera, ¿cómo se justificaría a un particular el sacrificio que debe hacer por la convivencia social? 

Esta es precisamente la función del concepto del interés público en el derecho: "la frase el interés público es la justificación a que se aferra el autor de decisiones que trata de explicar de un modo racional el dolor causado por una política (o una norma jurídica". (22) 

En un Estado de derecho, la sola apelación a la autoridad no justifica la limitación de las  libertades individuales: se requiere para ello la existencia de motivos razonables socialmente reconocidos, que 18 expresión "interés público" recoge. 


Precisamente por cumplir esa función limitadora, el concepto tiene que ser objeto de análisis detenido. b. Los inconvenientes del concepto A pesar de la función que desempeña término, el uso indiscriminado que de él se ha hecho ha creado por lo menos cuatro confusiones importantes: 

 -En primer lugar, se ha utilizado a la vez en sentido descriptivo y normativo. 

Esto quiere decir que cuando se dice que una decisión se toma en favor del interés público, se está pensando simultáneamente en la satisfacción de los deseos de un grupo mayoritario y en el cumplimiento de ciertas metas sociales ideales, como la paz o la seguridad. La confusión de estas perspectivas hace que el concepto pueda ser manipulado y utilizado de manera intercambiable, significando algunas veces el querer del público y otras veces el de los funcionarios encargados de establecer las metas sociales. 


- En segundo lugar, se ha apelado al concepto para simplificar exageradamente los problemas jurídicos. Un examen de la jurisprudencia de nuestra Corte Constitucional, por ejemplo, muestra que la noción de "interés público" ha resuelto cuestiones que requerían de una análisis mucho más detallado y cuya solución adecuada se encontraba en criterios más sutiles que la simple invocación del concepto.

Los puntos de disputa en la discusión democrática rara vez son simples y puros. Por eso, como lo dice Frank Sourauf, "reducirlos a sencillas alternativas y a moralidades de blanco y negro, los violentos más que nada" (24) El uso impropio del interés público olvida los matices grises, tan importantes en la solución de controversias jurídicas. 


- Una tercera confusión tiene su origen en un error semántico. Se ha hablado de acciones y normas que "buscan" el interés público, como si éste fuera un objetivo por alcanzar. Pero el interés público no es una meta sino un instrumento para alcanzar ciertas metas socialmente deseables; "porque las metas pueden alcanzarse; pero no podemos hablar de "alcanzar" el interés público (o de "llevarlo a cabo" o de "cumplirlo"). 

Los intereses, ya sean públicos o privados, no son el tipo de cosas que pueden alcanzarse: únicamente pueden ser protegidos, fomentados". Esta distinción es fundamental, pues implica que cualquier persona que intente justificar una decisión con base en el interés público, deberá estar en capacidad ,de explicar el objetivo que quiere alcanzar a través de la apelación al concepto. 
La simple alusión al interés público no es suficiente; ella estará justificada sólo si se hace para buscar algún cometido socialmente valioso, como el mantenimiento del proceso democrático o la prosperidad económica. 


- El cuarto inconveniente importante surge de la aplicación des contextualizada del término. Se han formulado definiciones del concepto por pretensiones universales, como la que propone el profesor Héctor Escola cuando dice que intenta "una idea total, omnicomprensiva, unitaria y de validez universal, por medio de un método de pureza que excluya todo elemento circunstancial y variable.


 A mi manera de ver, estas definiciones incondicionales caen en el error de toda definición "esencialista", es decir, pretender que las palabras son convenciones cambiantes, y que la tarea de definir debe partir del estudio del uso común de los términos en un contexto determinado. 

El interés público es el interés de individuos concretos que pueden constituir el "público en un lugar y un momento determinados -con los matices que expondré adelante- y no el interés que encaja en los parámetros de alguna prescripción con pretensiones universales. Por esta razón, la concepción del interés público varía entre las distintas clases de sociedades y en una misma sociedad a través del tiempo: el interés que hoy mostramos en la protección del medio ambiente no constituía preocupación pública; hace un par de siglos. Igualmente, el interés de los europeos actuales en fomentar el crecimiento de la tasa de natalidad, posiblemente no diga nada a la población de China, que es interesada en su decrecimiento. 


Esta necesidad de contextualizar el concepto de "interés público no significa la defensa de un relativismo moral. Creo que, por el contrario, la afirmación de la variación del concepto del interés público ofrece razones adicionales para subordinarlo a exigencias éticas, como los derechos fundamentales, como lo expondré final de este ensayo. 


Para analizar e] concepto de interés público, en conclusión, hay que explicitar el contexto en el que se ubica. Por eso, mi exposición venidera se circunscribe al interés público tal como ha aparecido en las sociedades occidentales democráticas, en sus variantes liberal y social, especialmente en sus regímenes jurídicos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

BIENVENIDO