jueves, 24 de octubre de 2013

EL ALEGATO



1. ASPECTOS GENERALES


Concluida la recepción de las pruebas por parte del tribunal que realiza la vista pública, surge la oportunidad procesal para que las partes puedan discutir contradictoriamente sobre los hechos sometidos a conocimiento del tribunal, su respaldo probatorio y la solución jurídica que debe dársele a la acreditación o desacreditación de los hechos antes referidos.

Esta discusión se realiza de manera sucesiva en el orden que determina la ley bajo la conducción del presidente del tribunal, cuando éste es colegiado; y bajo la conducción del juez a cargo cuando el tribunal funciona de manera unipersonal.

Alega en primer lugar el Fiscal o fiscales que han postulado la acusación, a continuación lo hacen el o los Querellantes constituidos como tales en el proceso. Después interviene el defensor o los defensores del imputado, para finalizar con la intervención del civilmente responsable.

La discusión final entre las partes durante el desarrollo de la vista pública está regulada en el Art. 391 del Código Procesal Penal  de la siguiente manera:



5.1. LA EXPOSICIÓN DEL ARGUMENTO DEMOSTRATIVO DEBE TENER RESPALDO EN EL REGISTRO DE LA VISTA PÚBLICA.

Es conocido por todos los operadores del sistema de administración de justicia penal que todo lo acontecido en el desarrollo de la vista pública queda registrado mediante una grabación magnetofónica.

Este registro es de mucha utilidad para el juzgador porque le permite recurrir a el cuando alguna de las partes plantea proposiciones fácticas fundadas en prueba no producida durante el desarrollo de la vista pública. 

En aplicación de esta regla, todas las argumentaciones que se hagan para formular proposiciones fácticas fundadas en hechos o pruebas que no constan en el registro deben ser excluidos por el juzgador.

Si el funcionario judicial que dirige el desarrollo de la vista pública no actúa al momento de la argumentación incorrecta, la parte contraria debe formular la objeción correspondiente, de la manera siguiente: Objeción. Honorable Tribunal la objeción se fundamenta en el hecho no se ha producido en el juicio prueba con la que se acredite lo que el Señor Fiscal está argumentando como puede verificarse en el registro, por consiguiente solicito que dicha argumentación sea excluida de esta discusión, pues debe ser ignorada por el tribunal. 

5.2. LAS PARTES NO DEBEN EXTERNAR OPINIONES PERSONALES BASADAS EN SU CREDIBILIDAD O EXPERIENCIA.

            En aplicación de esta regla todos aquellos argumentos expuestos por las partes pidiendo al juzgador que decida en un determinado sentido basándose en la credibilidad o experiencia del abogado que formula el Alegato Final.


            Como ejemplo de este tipo de argumentos prohibidos se menciona el siguiente:En mis treinta años de práctica judicial jamás he visto que se halla condenado a una persona por un hecho como por el cual se está acusando a mi defendido.

5.3. EL ALEGATO FINAL NO DEBE SER LEIDO.


La aplicación de esta regla es una consecuencia de la vigencia del Principio de Oralidad, regulado en el Artículo 371 del Código Procesal Penal.

La prohibición de leer el Alegato Final está regulada expresamente en el inciso primero del artículo 391 del Código Procesal Penal cuando expresa que “No se leerán memoriales…” respecto de los fiscales el articulo 74 inciso tercero del Código Procesal Penal les exige formular motivada y específicamente sus requerimientos y conclusiones en la vista pública en forma oral, no escrita.

5.4. EN EL ALEGATO FINAL NO SE PERMITEN DIVAGACIONES


Divagar es separarse al hablar o escribir de la materia del caso que ocupa a la persona.

En aplicación de esta regla el funcionario judicial que dirige el desarrollo de la vista pública tiene la obligación de impedir cualquier divagación de las partes al momento de presentar su Alegato Final (Art. 391 inc.5° Pr. Pn.). Esta regla se justifica en la medida de que, con su aplicación se evita que las partes propicien el alargamiento innecesario de la discusión final, abordando hechos o circunstancias que no se relacionan directa o indirectamente con el tema objeto del debate.





5.5. EN EL ALEGATO FINAL NO SE PERMITEN DILACIONES


Dilatar es alargarse, extenderse en un relato o argumentación.

Las dilaciones en el desarrollo de la exposición del Alegato Final atentan contra la precisión y claridad con la que deben formularse las argumentaciones demostrativas. 

La prohibición de que se habla tiene base legal en el artículo 353 inciso 2º del Código Procesal Penal.

5.6. EN EL ALEGATO FINAL NO SE PERMITEN REPETICIONES.


La repetición en el marco de la exposición del Alegato Final implica decir o hacer de nuevo lo dicho o hecho con anterioridad.

Al igual que la dilación, la repetición atenta contra la precisión y la claridad con que deben formularse las argumentaciones demostrativas y por tal razón esta regla también tiene base legal en el Artículo 391 incisos 2º y 5º del Código Procesal Penal.


El abuso en el uso de la palabra durante la exposición del Alegato Final implica un exceso, un mal uso o un empleo arbitrario del derecho que la ley le confiere a la parte para que presente su alegato en la discusión final de una vista pública y por eso lo prohíbe el artículo 391 inciso 5º del Código Procesal Penal, facultando al juez para limitar el tiempo de la exposición si el abusador en el uso de la palabra persiste en continuar haciendo lo mismo.



5.8. EN EL ALEGATO FINAL NO SE PERMITE INTERRUMPIR BRUSCAMENTE A LA PARTE CONTRARIA.

El articulo 391 inciso 5º del Código Procesal Penal obliga al tribunal que administra la vista pública a impedir que alguna de las parte que intervienen en la discusión final interrumpa bruscamente a la parte contraria durante la formulación de su respectivo Alegato Final.

Interrumpir, es intervenir bruscamente mientras habla otra persona, por consiguiente si el tribunal lo permite se cae en un desorden que no es compatible con los objetivos de la vista pública.

La forma correcta de hacerlo es levantando la mano para que el tribunal vea que queremos hablar. Al vernos el tribunal le pedirá al abogado que está hablando que se detenga y nos dará la palabra para que nos expresemos.

6. ASPECTOS PERMITIDOS DURANTE LA FORMULACION DEL ALEGATO FINAL.


El como se realiza la argumentación demostrativa por medio de la cual se expone el Alegato Final, es una cuestión que tiene que ver con el estilo, el conocimiento del caso y la capacidad para hablar en público del abogado, por consiguiente la forma de cómo realizar la exposición del argumento, depende en gran medida de sus propias habilidades y destrezas.   

A manera de ilustración, a continuación se exponen algunas ideas cuyo uso puede contribuir a una mejor exposición de los argumentos demostrativos en la exposición del Alegato Final.

            6.1. USO DE ESQUEMAS


Se denomina esquema a la representación gráfica de algo atendiendo solo a sus caracteres más significativos, sin entrar en detalles. 
Como ya se dijo anteriormente, está prohibido leer el Alegato Final. La razón técnica de esta prohibición radica en el hecho de que con dicha lectura se pierde el interés de las partes en el argumento demostrativo que nutre el Alegato Final.

Frente  a esta prohibición la solución extrema podría ser la memorización de todos los argumentos demostrativos, lo cual no es cierto, pues la experiencia ha demostrado que “el depender exclusivamente de la memoria puede ser tan fatal como argumentar sin estar debidamente preparado”[17].

Como solución alterna se recomienda redactar el Alegato Final con todas sus argumentaciones demostrativas y las proposiciones fácticas que se platearán al tribunal juntamente con la prueba que les respalda.

A continuación estudie su alegato, analícelo, y trate de mantener en su mente la mayor información posible.

Finalmente elabore un esquema en el cual estén contenidos de manera resumida las referencias a los argumentos demostrativos de cada preposición fáctica que planteará con el detalle de la prueba que los respalda y el orden en que los expondrá.

El uso de estos esquemas es permitido porque contribuye a que la exposición sea ordenada y coherente[18].

            6.2. LECTURA PARCIAL DE NOTAS


Se denomina Notas a todo apunte de algo referido a un tema específico que el abogado litigante  escribe para acordarse de dicho tema o para extenderse en la exposición sobre ese tema.
“No se leerán memoriales, sin perjuicio de la lectura parcial de notas” dice la parte final del inciso 1º del Artículo 391 del Código Procesal Penal.

Las notas cuya lectura esta permitida pueden consistir en citas textuales de la declaración de un testigo, citas de jurisprudencia o doctrina, publicaciones periodísticas, dictámenes técnicos, instrucciones al jurado, etc..

El uso de este tipo de notas puede contribuir a que el tribunal que administra la vista pública pueda observar que el abogado esta haciendo referencia a hechos y circunstancias cuya exactitud ha sido verificada y registrada de manera responsable.

6.3. USO DE TECNICAS DE COMUNICACIÓN[19]


En la formulación del Alegato Final, la comunicación se entiende como el proceso mediante el cual la parte que formula su alegato trasmite al tribunal y a las demás partes sus propias conclusiones en torno al caso que ha sido objeto de conocimiento en la vista pública.

En el desarrollo de este proceso las partes pueden hacer uso de ciertas técnicas, entre las cuales hacemos referencia a algunas de ellas en los siguientes apartados.

                        6.3.1. USO DE LENGUAJE SENCILLO


Es recomendable el uso de las palabras sencillas en la exposición de los argumentos demostrativos que fundan el Alegato Final, pues recurrir al uso en exceso de lenguaje técnico puede poner de manifiesto un propósito de impresionar al tribunal con ese tipo de recursos, lo cual no es recomendable pues hay que tener presente que lo mas importante en el Alegato Final es el respaldo probatorio con que cuentan nuestros argumentos, no la impresión que pueda causar el uso de un léxico técnico por parte del abogado litigante.  

                        6.3.2. HABLAR PAUSADO


El abogado debe tener presente que cuando expone su Alegato Final ante el tribunal que conoce de la vista pública, estará distanciado de éste y de las partes, de tal manera que su alocución no es comparable con la que realiza en una conversación normal, siendo necesario el uso de micrófono para poder ser escuchado por todos.

La distancia entre las partes y el uso de micrófono obliga al abogado  a disminuir la velocidad normal de su forma de hablar si quiere ser escuchado adecuadamente.

En estas condiciones la técnica de hablar pausado es lo recomendable, la cual resulta ser de mucho beneficio, pues adicionalmente le permite al abogado hacer pausas para ordenar adecuadamente sus ideas.

                        6.3.3. MANTENER EL CONTACTO VISUAL CON EL TRIBUNAL

Cuando el abogado está exponiendo su Alegato Final debe mantener su contacto visual con el tribunal, sea de derecho o jurados, porque esto le permite percibir en todo momento como están reaccionando ante su argumentación demostrativa.[20]

Manteniendo este tipo de contacto visual, el abogado está en capacidad de cambiar sobre la marcha el tipo de argumentación que esta realizando si observa en los jueces una reacción adversa o por el contrario mantener la línea de argumentación que utiliza, si observa una reacción favorable.

                        6.3.4. USO DE REPETICIONES PERMITIDAS[21]


            No obstante lo anteriormente dicho, es preciso hacer notar que excepcionalmente son permitidas aquellas repeticiones que se utilizan por el abogado litigante para enfatizar o reiterar sus peticiones porque en esos casos no se atenta contra la precisión y claridad con que deben formularse las argumentaciones antes dichas.

El desempeño del abogado puede mejorar si sabe utilizar esta técnica en la exposición de su Alegato Final.

Para el caso, los puntos fuertes de la argumentación pueden ser expuestos al inicio, durante y en la conclusión del alegato, pues con ello el abogado litigante está recurriendo a la repetición como medio para enfatizar la trascendencia del contenido de esa argumentación.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

BIENVENIDO