martes, 23 de julio de 2013

EL CASO FEFER: ENSAÑAMIENTO Y LINCHAMIENTO MEDIATICO

EL DESENLACE DEL CASO FEFER


Justicia que tarda, no es justicia.

La opinión pública ha tenido que soportar casi ocho años, la permanente y constante catarata de acusaciones contra dos inocentes, a quienes a la fuerza y sin pruebas, se les proceso como responsables de un  crimen horrendo y encima  se les encerró en un penal.

Y es que en el Perú, las autoridades judiciales, apuestan a condenar basadas en conjeturas, como también en  los sesudos trabajos de investigación de los idiotas del periodismo, que en este caso,  en nada ayudaron a esclarecer el crimen.

El trabajo de la prensa no fue prolijo, limpio, imparcial, serio,  sino que  más bien fue muy útil, para desviar la atención de personajes que considero claves, para desentrañar el misterio. Personajes  a quienes la Policía Nacional, no toco ni con el pétalo de una rosa, lo que me parece mas que  sospechoso, por decir lo menos.

En el Perú todos querían ver a “la pituquita adinerada crucificada”, no porque se le hubieren encontrado pruebas irrefutables, de haber cometido el crimen,  sino “porque era una chica con demasiada suerte…”

¿Qué culpa tenia Eva Bracamonte  Fefer de ser la engreída de su riquísimo abuelo?
¿Qué culpa tenia ella de haber nacido en una cuna de oro, de heredar una enorme fortuna?
¿Qué culpa tenia Liliana Castro Manarelli de ser la pareja de Eva Bracamonte Fefer? ¿Por eso tenia que ser encarcelada?

¿Por ser amantes, por ser gays, debían ser de todos modos condenadas? ¿Es la sentencia una advertencia para las minorías gays en el Perú?
¿Ser gay es sinónimo de pérfido, de homicida en potencia?

Los jueces del caso tomaron muy en cuenta la condición sexual, de las chicas, para creer en su culpabilidad.

Hasta enviaron a seudo sicólogos, para que las sometan a exámenes con interrogatorios, vejatorios, humillantes, que nada de profesional tenían.

Fue muy doloroso ver este espectáculo cruel, el ensañamiento mediático de la prensa basura, de pasquín, que proclamaba desde los inicios como culpables a dos chicas, a las que jamás se les ha probado absolutamente nada.

Porque si los señores magistrados nos hubieren presentado pruebas contundentes, con enorme dolor nos hubiéramos mordido la lengua y aceptado, que planearon la muerte de la Sra. Miriam Fefer Salleres y que la ordenaron.

Pero no fue así.

Más bien, la chusma azuzada por la prensa, parloteaba en las esquinas, señalando con dedo acusador, a dos inocentes y pedían a gritos sus cabezas.

Ni que decir del “mandrágora cainita” de Ariel Bracamonte Fefer, quien capitalizo muy bien la muerte de su madre, en su favor. Bailo, salto a la fama, zapateo y movió el trasero rico sobre la memoria de la pobre mujer, que merecía mas respeto.

Lo peor era que  cada semana,  cada mes, prensa muy bien pagada por el cainita, forzaba teorías, presentaba destapes de babosadas que en nada ayudaron a descubrir a los verdaderos autores intelectuales de la muerte de Miriam Fefer Salleres.

Era muy doloroso, mirar  impotente,  los azotes salvajes que recibían todos los días: “dos inocentes”.

Esos azotes crueles, eran  los innumerables titulares de primeras planas en la mayoría de periódicos,  que mañana, tarde y noche, de manera enfermiza, se los propinaban con gran furia……. empujándolas más y más  hacia el precipicio, al abismo.

“HABRIAN PLANEADO EL CRIMEN…”
“SON GAYS, MATARON A LA SRA POR AMBICIÓN”.

“EN ARGENTINA HABRIAN CONTACTADO AL SICARIO”
“EVA LE DIO PARTE DE SU PATRIMONIO A LILIANA CASTRO”.

“ENCARCELARIAN A  DEPRAVADAS”.
“EL PAPA DE LILIANA CASTRO ES MECANICO, COMO EL SICARIO”.

Era realmente insoportable esperar un micro,  en cualquier paradero de las calles de Lima, porque no faltaba un puesto de periódicos, con cantidad de pasquines con esos titulares.

No podía ver impávido el linchamiento publico, cruel, cobarde artero de la prensa, de los canales de televisión, la fiscalía y el Poder Judicial, por eso, a riesgo de ser mal interpretado, escribí un articulo en defensa de ellas dos.

Porque yo si que creo en su inocencia…..no ahora, a último minuto, como lo hacen ciertos periodistas de mierda.  Creo en la inocencia de Eva Bracamonte Fefer y de Liliana Castro Manarelli, de todo corazón, desde que este drama se inicio.

No soy amigo cercano, ni lejano, a mi no me ha pagado nadie….

Ahora luego de la absolución de la señorita Liliana Castro Manarelli, puedo avizorar, que vamos en la dirección correcta, ahora debemos en un nuevo juicio, llevar a Ariel Bracamonte Fefer, a su pareja y amante Julio Moscol, al estrado de los acusados, porque ambos tienen mucho que explicar a las autoridades judiciales. Máxime si se les han encontrado emails,  mensajes de texto, comprometedores.

EL crimen alevoso de la Sra. Miriam Fefer Salleres, no debe quedar impune, se debe tomar en cuenta  todas las evidencias, que extrañamente no se investigaron.

Se encontró sangre en la habitación de Ariel, pero no se hicieron las pruebas para determinar de quien era.

Se sabe que Ariel y Moscol mantuvieron una estrecha y constante comunicación en vísperas de el crimen, pero no se ha tomado en cuenta esto, porque a ellos nadie los ha investigado…….¿que raro resulta todo esto verdad?

A mi antes de este caso, el mundo gay, no me hacia ninguna gracia, ni me agrada nada hasta hoy, pero hay que ser justos. Caso contrario, en nombre de la justicia cometeremos los atropellos y abusos mas abominables, contra la dignidad humana.

En mi modesta opinión, aquí se ha cometido un gran abuso, un gran atropello contra Liliana Castro Manarelli y Eva Bracamonte Fefer.

¿Quién les devuelve los años perdidos?
¿Quien les devuelve su reputación, su honor mancillado?
¿Quién les devolverá esas ganas intensas de vivir que tenían ocho años atrás?

Eva Bracamonte Fefer es hoy, casi un despojo humano. Una sombra, un ser colmado de dolor, escarnecido hasta los huesos, que no conoció, que no conoce ni a visto la justicia. Es un ser humano horrorizado, quien sabe  al borde de la locura,  para quien nadie, tuvo la menor compasión, pese a que  todo el país sabe que: “es inocente”.

El Perú estuvo a punto de pasar a la historia mundial, como un país, donde la condición homosexual se considera un elemento más  de prueba, para juzgar severamente, a seres humanos en cualquier caso de homicidio. “Eres Gay, por eso, eres culpable”.

Eva Bracamonte Fefer, ha sido encarcelada injustamente, sentenciada sin ninguna prueba en su contra, “esta gran injusticia clama a los cielos”.

No importa que decida el vocal que debe dar su voto, a favor de su absolución o en contra. Siempre seguiré creyendo en su inocencia.

Otro caso parecido fue el de Rosario Ponce a quien por el solo hecho de sobrevivir a la adversidad, se le quería hacer encarcelar. No mato a nadie, solo sobrevivió, pero el país entero, quería verla  dentro de un presidio, muriendo en vida de a pocos….

Debemos creo como sociedad, dejar de lado la discriminación por la condición sexual. Se que será muy difícil, en un país violento, machista, intolerante, donde  el habitante promedio disfruta viendo la desgracia ajena, mas si se trata como vulgarmente decimos: “de un maricón”.

Pero debemos intentarlo, para que no se vuelva a cometer estos atropellos, estas maldades, en nombre de la justicia.

“Eva Bracamonte  Fefer es inocente, no mando matar a su madre”.

PEDRO ALEJANDRO REYES RAMOS
INSTRUCTOR EN ARMAS CORTAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDO