martes, 25 de junio de 2013

DELITOS COMETIDOS POR PROFESIONALES MÉDICOS PERUANOS



El Colegio Medico de Perú  tiene en sus filas maleantes de la peor calaña.

No solo estos malnacidos, matan a personas sanas, en sus clínicas de mala muerte, ya denunciados en este blog.

También amputan las extremidades de personas, por puro gusto, provocandoles daños terribles, pero no son sancionados, por el Colegio Medico del Perú.


Este gremio, solapa, encubre, tapa. apoya, protege a todos los malos médicos peruanos, que se deidacan a captar pacientes  para que laboratorios internacionales, experimenten en ellos con medicinas no autorizados.


Perú aparece identificado como el país más expuesto a este tipo de abusos, siendo el mayor proveedor de conejillos de Indias humanos a pesar de que una buena parte de su población vive sumida en la pobreza. Tan solo en 2008, alrededor de 13.000 peruanos participaron en ensayos clínicos de algún tipo: ninguno de ellos estuvo convenientemente revisado o supervisado por autoridades nacionales o internacionales.
“Si bien podemos descubrir y aprender sobre los últimos abusos en la investigación con seres humanos es a la vez importante estar atentos para proteger a las poblaciones vulnerables, pues se trata de un problema global”, apunta Aultman, quien aporta en su estudio distintos remedios contra estos abusos, empezando por la creación de comités nacionales que revisen los experimentos que se realicen en su territorio.

Un caso es el del cardiólogo Álex Gallegos Cazorla. El INS determinará si ratifica o levanta la sanción en su contra por reclutar a un paciente para el experimento de una farmacéutica, en el hospital Daniel Alcides Carrión del Callao, y abandonarlo cuando su salud sufrió daños irreversibles que lo condujeron a la muerte en el 2011.

Ramón Ríos Astudillo (56) ingresó el 9 de setiembre del 2009 a un estudio para probar la eficacia del anticoagulante Apixiban, del laboratorio Brystol Myers Squibb Perú S.A.C., dirigido a personas con el diagnóstico de síndrome coronario agudo (arterias obstruidas por la coagulación de la sangre). “El doctor Gallegos le dijo a mi esposo que sería una buena alternativa para su enfermedad, pero Ramón sufrió demasiadas complicaciones. Le tuvieron que amputar la pierna izquierda en el 2010 y el médico se desentendió del todo”, narró a El Comercio, Victoria Izarnótegui viuda de Ríos, quien desde hace dos años reclama justicia.

PARA CONOCER A LOS MEDICOS ASESINOS DE PERU, QUE MATAN A SUS PACIENTES, OPERAN MAL, VISITE AQUI ESTE ENLACE CLIC


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

BIENVENIDO