viernes, 23 de noviembre de 2012

CASO LUIS MIGUEL LLANOS CARRILLO ASESINO Y CRIMINAL

video

DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Resumen
Luis Miguel Llanos Carrillo, un acomodado y joven empresario, a finales de diciembre, había abatido en auténtica defensa propia, a 2 presuntos delincuentes que habían querido atracar a su novia y que le habían disparado primero. Tras el examen de las pericias balísticas y los informes de necropsia, la policía piensa algo muy distinto.




Todo ocurrió frente a un edificio de la calle Trípoli en plena zona residencial de Miraflores. La versión que se conocía hasta hoy era la que el empresario ha venido relatando en múltiples entrevistas y en la que sostenía que aquella noche, su novia era victima de un robo por parte de dos sujetos que portaban armas.

Según Luis Miguel Llanos esa noche, había tres sujetos armados. Los dos que quedaron abatidos y el tercero que huyo en un auto rojo junto a otro cómplice. Hubo en suma un cruce de fuego. El auto de los presuntos ladrones fue alcanzado por la puntería de este hombre. El móvil del ataque, asegura, fue el robo a su novia. “Pulsera, todas sus pertenencia de oro y su billetera estaban todas regadas en el piso y por el pánico no recogí nada”, contó a la policía.

Sin embargo, la versión de Luis Miguel Llanos no ha podido ser confirmada por las evidencias halladas en la escena del crimen. Este documento policial contradice su versión y podría colocarlo en una posición legal difícil.

Según la investigación policial, en el lugar de los hechos solo se hallaron los casquillos que fueron disparados por la pistola de Luis Miguel Llanos Carillo. Literalmente lo dice: “No habiéndose hallado otros cartuchos de arma de fuego”. Tampoco hay muestras de impactos de bala en las paredes o puertas de alguna vivienda ubicada en la segunda cuadra de la calle Trípoli en Miraflores, que hayan sido originadas por los presuntos agresores.

Otro punto importante es el relacionado al robo de joyas y tarjetas de crédito de Andrea Voto Bernales, la novia de Luis Llanos a quien supuestamente asaltaron. Según la versión de Llanos, las joyas y tarjetas quedaron regadas entre los cuerpos abatidos.

La policía no encontró ninguna de estas pertenencias entre los cuerpos ni entre los bolsillos de los presuntos ladrones. En el atestado solo se da cuenta de las pertenencias personales de las dos personas muertas. Al respecto, Luis Miguel Llanos lanzo una grave acusación contra la policía. “Cuando nosotros nos hemos ido, ha venido la policía y se han levantado todo. Se han robado las armas, se han robado”, afirma Castillo.

No hay una versión concreta de qué hacían los dos presuntos asaltantes en la zona residencial pues no vivían ni trabajaban cerca. Uno de ellos, Sebastián Anchante no registra antecedentes penales ni policiales. Así lo indica el atestado policial. Sin embargo, lo que señala este documento también es que hay ocurrencias policiales en su contra, denuncias que no prosperaron y que a raíz de su muerte, se habrían reactivado.

El atestado policial señala que el otro, Luis Silva Requena sí tenía antecedentes, pero no precisa que tipo de delitos cometió. No se puede asegurar si eran o no inocentes de haber intentado el atraco, pero otro punto inquietante que es recogido por el documento policial, tiene que ver con las inspección de la camioneta de Andrea Voto Bernales, dentro de la cual, según versión de Llanos, estuvieron los asaltantes.

En la conclusión numero 2 se lee: “No se observó manchas químico luminiscentes al aplicar el luminol”. Y en el punto 3 que no hay otro indicio de interés biocriminalistico. Es decir, que tras el análisis, los expertos no habrían encontrado las huellas de los presuntos asaltantes dentro de la camioneta.

Al respecto, y visiblemente incomodo, Llanos volvió a criticar la labor de los expertos. “No han buscado bien. Seguro porque yo los he visto adentro; Yo no tengo porque darle forma a una investigación donde ellos han debido poner las cosas claras. Por qué no lo han hecho, no lo sé” sostiene Llanos.

Llanos ha denunciado que la policía no ha tenido los cuidados del caso, y que la escena del crimen fue contaminada por terceros. Pero en realidad fue el mismo, quien inició esa contaminación de evidencias al llevarse, según su propia versión, una de las pistolas que los asaltantes tenían en su poder. El arma fue entregada al día siguiente, por su abogado a los investigadores.

Sobre este punto, una fuente de la Morgue Central de Lima ha confirmado a la unidad de investigación de este canal, que los exámenes de absorción atómica practicados a los dos fallecidos, habría dado resultado negativos. Eso quiere decir, que no habrían efectuado ningún disparo.

Estas fotografías pertenecientes a Sebastián Anchante y Luis Silva, los dos presuntos atacantes, tomados apenas unas horas después de fallecer dan cuenta de diversas y graves heridas y golpes en el cráneo y el rostro.

En ambos casos, cortes profundos en la cabeza. Fracturas del hueso craneal aparentemente con un objeto pesado, en los tabiques, labios rotos y frentes con laceraciones. Estos documentos gráficos hablan de la ferocidad y ensañamiento de un ataque. Según el protocolo de necropsia, Sebastián Anchante Pérez recibió un disparo que ingreso por la parte izquierda de la nuca y salió a la altura de la cien derecha. Eso indicaría que estaba de espaldas cuando Luis Llanos le disparo.

Luis silva tiene dos impactos de bala uno en la zona lateral del tórax y otro en la parte delantera. Por otra parte, Luis Llanos Carrillo, el joven empresario que en supuesta defensa propia, disparó a estos dos sujetos, registra a su vez 2 denuncias. Una de ellas interpuesta por el ciudadano Jesús Ochoa Lama, por el delito contra la vida, el cuerpo y la salud. Y la otra Por Jhon Smith Tafur por el delito contra la libertad.

Llanos de propia boca nos ha ampliado ese perfil de peleador, perfil que se forjó en las fuerzas policiales norteamericanas. “Yo he recibido un entrenamiento en EEUU. He trabajado para la policía, he tenido un entrenamiento muy bueno. He trabajado para la policía, es confidencial, no puedo darte detalles”, detalló.

Ante tal conjunto de evidencias, este programa consulto a una experta en derecho Penal para saber si en este caso procedía o no el argumento de la legítima defensa para acabar con la vida de dos personas. Esto fue lo que respondió: Romy Chang, experta en derecho Penal, dijo: “Todos estos hechos muestran que aparentemente esa agresión no habría sido tal. Y si es el caso entonces difícilmente podría alegarse la legítima defensa”.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

BIENVENIDO