miércoles, 16 de marzo de 2011

DELINCUENTES ESCRIBEN COMO ANONIMOS EN LA RED DE INTERNET


Escribir es una labor noble que muchísimas personas de todas las latitudes del globo terrestre, han realizado en bien de la sociedad y del mundo. Así tenemos que las obras de William Shakespeare, Moliere, Víctor Hugo, Fedor Dostoievsky, Dante Alighieri, Goethe, ya pasaron a la vitrina de la cultura occidental y mundial, como importantes y de enorme trascendencia, en su tiempo y hasta el día de hoy.

Muchos escritores nos han dado lo mejor de su pluma no solo en novelas traducidas a varios idiomas, también en importantes ensayos, artículos científicos, sobre temas muy diversos que van desde: salud, arte, literatura, técnica, deporte, educación.

Escribir permite al autor decir su verdad, contar su experiencia, recrear hechos históricos, políticos, comunicar, hacer docencia, denunciar, aportar ideas.

Lo más importantes de cualquier artículo, libro, ensayo, tesis, novela, es saber quien es el autor, para así poder valorar la autoridad de quien escribe.

La autoría de toda publicación es tan importante, que muchas veces cuando vemos artículos, publicaciones, anónimos, no nos provoca siquiera leerla, porque nos da la impresión de que estamos ante la pluma de un farsante, de un embaucador.

Sucede todo lo contrario cuando vemos un artículo, novela, ensayo, rubricado por un importante literato, artista, científico, político, periodista, sociólogo, medico, que incluso acompaña su fotografía, para que podamos identificar y saber quien es el responsable de la publicación.

Muchos autores, son seguidos porque el publico, ya sabe de su nombre, de su estilo, de sus publicaciones, de su autoridad, de su honestidad y de su valentía para decir mediante la pluma, el escrito, lo que esta bien, lo que esta mal, lo que es la vida, lo que es la política, etc.

No son pocos los que por escribir han sido agredidos, amenazados, perseguidos, encarcelados, insultados….ese es el precio de decir la verdad.

Y es que la verdad, muchas veces le es incomoda a un político, a una asociación, a un empresario, a un grupo que practico crímenes años atrás, a quien no quiere que la gente, el gran publico sepa, quien es el realmente.

En tiempos más modernos, en el hoy día, en el año en que estamos actualmente, también podemos ver que han proliferado con la llegada de la Internet, miles de nuevos autores, escritores, que publican en la red, temas complejos, como sencillos, pero que dejan huella en los miles de cibernautas.

Estos nuevos autores, expertos, son todas personas a las que podemos identificar y aparecen en distintas plataformas, con sus nombres y apellidos, con su fotografía, como corresponde a gente decente, correcta, creíble.

Pero también tenemos además un sinnúmero de publicaciones, mal hechas, que no se sabe quien las publica, que son de insulto, ataque, agresión, difamación, contra empresas, personas, plataformas, que no se sabe quien o quienes las publican.

Estas publicaciones citadas nos dejan ver tres cosas: “el odio que despiden como hedor maloliente, la ignorancia suprema y hasta risible de quienes las promueven, la envidia en todos los tonos y colores que demuestran”.

Estos muros de insultos, agravios, mentiras bien sustentadas, son la forma que tienen los que nada son, los que viven con las justas, los fracasados y los desnudados públicamente y expuestos, como lo que son: “rateros, maleantes, criminales, farsantes, vividores, embaucadores, aprovechadores, timadores, que lucran con la ignorancia de las mayorías, a las que esquilman, despojan de su dinero con mentiras y muy sutiles estrategias de marketing.

Lo cierto es que no tiene ninguna autoridad, credibilidad, lo que se publica como anónimo. Tiene el tufo de ser: mentira, falso, escrito para ensuciar, por odio, envidia.

No tiene credibilidad, las publicaciones que lanzan con bombos y platillos la primicia de una gran noticia de corrupción, para que días después se compruebe que la denuncia tal, era falsa, no era cierta. Los imputados, han sido absueltos.

No tiene credibilidad la noticia que lanza con gran despliegue un importante noticiero y que meses después se llega a saber, que todo lo que presentaron como una denuncia por supuesta malversación de fondos, no fue mas que un gran “bluff”.

Bluff significa:
• engaño, desilusión, fanfarronada, baladronada, jactancia, apariencia, bravata, farol
La prensa que se dedica a vivir de bluffs , es generalmente ignorada, por la gente culta, educada, informada, profesional, técnica, honorable.

Se le considera mercenaria, basura, una cloaca de donde provienen todos los rumores, que hacen daño a la estabilidad social, política, económica de un país.

Los Blogs, los post, los artículos, publicados por anónimos, con graciosas imágenes, que no se identifica su autor ante la opinión publica, son exactamente lo mismo: “un lugar donde se dan cita muertos de hambre, fracasados, maleantes que ven sus intereses afectados y que escriben lo que sea, para de algún modo sentirse vengados, resarcidos, pero nada mas……es solo mierda, estiércol, para quienes tienen tan exquisitos gustos.

La censura se intenta de algún modo imponer en la red, por estas razones, pero no es necesario. Es bueno que la gente vea los artículos anónimos, los post escritos por maleantes que se escudan en el anonimato, los Blogs mal hechos llenos de Bluffs, que en pocos días termina desbaratado todo lo que se dice…..ante el peso del el éxito imparable de quienes son los agredidos, victimas, imputados, que no se ven en nada afectados, por los escritos intrascendentes….de quienes escriben como anónimos…..
Sonria y sea feliz
PEDRO ALEJANDRO REYES RAMOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDO